Profética

SERVICIO PASTORAL PROFETICA

“id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación “.

 Marcos 16,15

Dios te invita a:

  1. Organizar el servicio pastoral en tu diócesis así:
    • Identifica a todos los servidores con el carisma de profétas.
    • Escoger el coordinador del servicio de profética
    • Hacer evaluación de los medios que se tienen
    • Estudiar el plan pastoral particular y mirar los objeticos de evangelización en la Diócesis
    • Acercarse con nuestra identidad pastoral al vicario de pastoral o al encargado diocesano de la evangelización y ofrecer el aporte o apoyo
    • Asumir con responsabilidad sin descuidar los procesos internos de la RCC.
  2. Si este servicio está organizado, entonces busca participar activamente:
    • Asiste a las reuniones del servicio
    • Que tu disposición para servir sea fiel
    • Con humildad y obediencia acogemos las directrices del coordinador y el equipo diocesano.
    • Formándote cada día más.
  3. Si ya eres parte del servicio invita a otros:
    • ¡animo, el señor te llama!

VEN CREADOR ESPIRITU

Ven, Espíritu Creador,
visita las almas de tus fieles
llena con tu divina gracia,
los corazones que creaste.

Tú, a quien llamamos Paráclito,
don de Dios Altísimo,
fuente viva, fuego,
caridad y espiritual unción.

Tú derramas sobre nosotros los siete dones;
Tú, dedo de la diestra del Padre; 
Tú, fiel promesa del Padre;
que inspiras nuestras palabras.

Ilumina nuestros sentidos;
infunde tu amor en nuestros corazones;
y, con tu perpetuo auxilio,
fortalece la debilidad de nuestro cuerpo.

Aleja de nosotros al enemigo,
danos pronto la paz,
sé nuestro director y nuestro guía,
para que evitemos todo mal.

Por ti conozcamos al Padre,
al Hijo revélanos también;
Creamos en ti, su Espíritu,
por los siglos de los siglos

Gloria a Dios Padre,
y al Hijo que resucitó,
y al Espíritu Consolador,
por los siglos de los siglos. Amén.

¿Qué es el servicio?

El servicio de pastoral profética es la acción de la RCC, que desde la experiencia del bautismo en el espíritu y ejercitando un carisma, esta para hacer el anuncio del evangelio, y acompañar a la persona humana durante toda su vida y su proceso de fe, de manera subsidiaria y solidaria con la pastoral particular de cada diócesis.

¿Cuáles son nuestros objetivos?

General

Adoptar acciones que respondan a un proceso evangelizador y misionero de pastoral de conjunto, desde la experiencia del bautismo en el espíritu santo, anunciando el Reino de Dios.

Específicos

  • Asumir el “mando misionero” dado a todo bautizado y servir a la iglesia en la evangelización de todos, anunciando a Jesús, sus obras, enseñanzas, doctrinas, nombre con la identidad de la RCC y dando a conocer el Bautismo en el espíritu.
  • Tener los planes pastorales diocesanos como fundamentales al momento de establecer las acciones para ser una ayuda verdaderamente dinámica en cada diócesis.
  • Ejercer los carismas que el espíritu santo ha dado de profetas en evangelización, formación y misión para bien de toda la comunidad eclesial.

¿Cómo servimos?

  • Evangelizamos ad intra y ad extra en la RCC, según la enseñanza y la doctrina de la iglesia.
  • Damos a conocer el bautismo en el espíritu
  • Formamos en la fe a los fieles en las escuelas de formación
  • Somos misioneros, llevamos a el mensaje de cristo a donde el señor nos envíe.
  • Anunciamos con nuestra vida la cultura de pentecostés.

DIOS TE LLAMA AL SERVICIO

¿Cómo responder?

  • Haciendo discernimiento del carisma
  • Conformando los equipos diocesanos
  • Asistiendo a los procesos del servicio en cada diócesis, como la formación, la oración.
  • Con disposición para servir evangelizando
  • Con disposición para vivir la fraternidad en el servicio con los hermanos.

Misión

“Tienen como tarea poner a CRISTO en el corazón y en los labios de todos los hombres, a través de la predicación, para que puedan salvarse” (SD discurso inaugural, 5).

¿A quienes atiende este servicio?

La pastoral profética ha de ayudar de diversas maneras, a que todos los bautizados conozcan su fe para hacerla vida; den el paso de objetos pasivos a sujetos activos de evangelización, “pues la tarea evangelizadora de todos los hombres constituye la misión esencial de la iglesia” (EN 14).

Así vivimos el servicio

¡ay de mi si no evangelizara! (1 co 9,16-19-22-23).